LOS MUNDOS DE ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS

VISIONES DE ALICIA DE CARROLL A TIM BURTON

juan@gimenezolavariaga.com

Espero con impaciencia la versión de Tim Burton de Alicia en el país de las maravillas, previsto para el próximo 16 de abril. Cuentan por los mentideros -aunque no puedo darlo por cierto al cien por cien- que su estreno no se ha realizado el 5 de marzo -fecha de estreno oficial- al haber copado Avatar las salas de cine 3D. Soy consciente de que puede suponer un espectáculo cinematográfico de primera magnitud o una decepcionante gran campaña de marketing. Mi fascinación por Alicia y A través del espejo se remonta a mis años de universitario, así que me daré por satisfecho con cualquier aportación al imaginario de estos brillantes y enigmáticos relatos de Lewis Carroll, relatos de múltiples lecturas sólo comparable con el también victoriano e inquietante Peter Pan.

Imagen de la niña a quien se dedicó Alicia
Alice Liddell, la primera lectora. Imagen desde Wikipedia

Pero para poner un poco de orden cronológico en la gestación iconográfica de Alicia hay que mencionar en primer lugar a la Alicia de carne y hueso, Alice Liddell y del verdadero Lewis Carrol, Charles Dodgson , de quien nos dice Wikipedia que fue conocido como sacerdote anglicano, lógico, matemático, fotógrafo y escritor británico, nacido en Daresbury, Chesire, en 1832, falleciendo a los sesenta y seis años de edad. Dodgson escribió Alicia para Alice Liddell, ya que su amistad con el matrimonio Liddell le permitía un trato próximo con  Alice y sus otras dos hermanas, Lorina y Edith, a quienes retrató en innumerables ocasiones.En 1863 redactó el primer borrador de Alicia, del que escribiría una versión más definitiva para regalársela a Alice en 1863 con ilustraciones autógrafas y bajo el título de Aventuras subterráneas de Alicia (Alice’s adventures under ground). Para entonces las relaciones entre Dodgson y los Liddell se habían enfriado notablemente, lo que sin duda alimenta la parte oscura de la historia y la biografía de Lewis Carroll.

Mary Hilton Badcock, ¿la verdadera Alicia?
mary hilton badcock

De las fotografías de la época podemos concluir que pocas son las coincidencias estéticas de la Alicia novelada y la real; la primera de abundante cabellera rubia y aspecto inocente, la segunda morena, menuda y de triste mirada.

Sin embargo, existe la certeza de que Liddell no fue la inspiradora del físico de Alicia.  Carroll envió a Tenniel la fotografía de Mary Hilton Badcock, hija del dean de Ripon para que le sirviera de inspiración, aunque finalmente es más que probable que el ilustrador no se inspirara en la niña para su recreación del personaje.


LOS ILUSTRADORES

Grabado de Carroll en la primera versión autógrafa del libro
Grabado de Carroll en la primera versión autógrafa del libro.

Como hemos mencionado anteriormente, el primer ilustrador de Alicia fue el propio Lewis Carroll que dejó un texto autógrafo y plagado de grabados, sentando un claro precedente para quien fuera su coetáneo colaborador John Tenniel. Tenniel era un afamado ilustrador de la época, conocido caricaturista de la revista satítirca Punch, por lo que, tras descartar Carroll sus propios dibujos, se puso en contacto con él, y tras leer el manuscrito  aceptó el reto de liustrar Alicia primero y A través del espejo después. Se cuenta que lo que más atrajo a Tenniel del proyecto fue la multitud de personajes animados que aparecen en el relato, debido a la fascinación que sentía por el mundo animal.

Tenniel, ilustrador por antonomasia de Alicia
John Tenniel, el ilustrador de Alicia por antonomasia.

Dodgson exigió a Tenniel una fidelidad a su idea y concepción de los dibujos que dejó a Tenniel extenuado, hasta el punto de que abandonó el proyecto de ilustrar A través del espejo harto de las exigencias de Dodgson. Finalmente retomó y finalizó el encargo, aunque nunca más volvió ilustrar libros. Tenniel es el iconógrafo de Alicia por excelencia, en vínculo tan estrecho como El Quijote a las ilustraciones de Gustavo Doré

EL PAIS DE LAS MARAVILLAS EN LA GRAN PANTALLA

Aunque las cosas cambiaron de la mano del cine. Sólo habían transcurrido cinco años desde la muerte de Dodgson cuando se estrena la primera Alicia cinematográfica de la que quedan todavía fragmentos que acaban de ser restaurados por el British Film Institute y que podemos disfrutar gracias a Youtube. Percy Stow y Cecil Hepworth dirigieron esta pieza cuya puesta en escena que nos recuerda enormemente no sólo a los posteriores mundos cinematográficos de Alicia, sino a otras producciones muy próximas en estética, como El Mago de Oz (no hay más que ver los senderos del mundo de Alicia, al final de la película, durante su encuentro con la reina de corazones).

Aún desprovista de la magia del sonido y de los efectos especiales, la iconografía se halla aún muy próxima a las ilustraciones de Tenniel y por tanto a las del propio Dodgson, resultando muy ficticia la Alicia-mujer, tan diferente de la Alicia niña con la que estamos tan familiarizados. La dificultad del antropomorfismo de los múltiples animales parlantes que aparecen en el texto condicionará la representación cinematográfica de Alicia hasta la llegada de la versión cinematográfica de Disney.

En 1915 se estrena una nueva Alicia, aún con personajes de carne y hueso; la realidad se queda corta para proyectar toda la fantasía e imaginación del mundo de Carroll, constreñida por unos efectos especiales incipientes y unos disfraces poco realistas.

ALICIA Y LA MÚSICA

No han quedado trazas del musical basado en Alicia que se estrenó en Broadway en 1932, pero cuentan en IMDB que su influencia fue decisiva en la producción de Alicia de 1933, dirigida por Norman Z. McLeod y producida por  Joseph L. Mankiewicz (director y guionista, entre muchas, de Eva al desnudo). A partir de entonces, la música se convertirá en un elemento fundamental para las producciones posteriores (recordemos que la Alicia de Disney de 1951 recibió un Oscar por su banda sonora). Algunos de los caracteres de esta versión, como la tortuga burlona, o el caballero torpe, esconden tras sus disfraces y maquillajes grandes figuras de Hollywood.

Tras la rara tortuga se enmascara Cary Grant y tras el caballero torpe, Gary Cooper.
Tanto la estética como la gestualidad de Alicia recuerdan mucho a Judy Garland y al mundo de Oz. Pocas novedades, sin embargo, en cuanto a la representación del relato en relación con sus predecesoras mudas

WALT DISNEY REINTERPRETA ALICIA

Y finalmente llegamos al mundo de Walt Disney y su producción de 1951, quien destierra definitivamente del imaginario los grabados de Tenniel, como hiciera también su Pinoccio con las maravillosas ilustraciones de Enrico Mazzanti.

Alicia vista por DisneyWalt Disney trabajó en proyectos relacionados con Alicia desde 1920, elaborando diversos cortos basados en la historia, y creando también un guión para Mickey llamado A través del cristal donde el famoso ratoncillo protagoniza las peripecias de Alicia. Disney también proyectaba filmar una Alicia que mezclara personajes reales con dibujos animados, que debía de ser interpretada por la famosa Mary Pickford, lo cual sin duda hubiera sido una continuación de las películas anteriores, mejoradas  (la obsesión de la factoría Disney por mezclar dibujos animados con metraje real ha quedado plasmada en obras de la talla de Mary Poppins o Pedro y el dragon Elliott, entre otras). Finalmente se estrenó Alicia en el país de las maravillas, una obra que de muy larga producción (cinco años) y un desastre de taquilla hasta  que se convirtió en una película de culto a finales de los años sesenta. La gran novedad de la Alicia de Disney es que permite una gran credibilidad a los personajes de Carroll, animales que hablan y visiones extrañas que tan dificultosamente creíbles resultaban en las producciones anteriores.

Nunca me ha parecido una película para niños. Y hablo desde el niño que fui, que ni la entendió ni la disfrutó. Jamás de principio a fin. La Alicia de Disney es demasiado enrevesada para niños y demasiado dulzona para mayores Demasiado surrealismo, canciones y juegos de palabras y poca estructura narrativa, con múltiples conexiones visuales y conceptuales con la famosa Fantasía de 1940, aunque con escenas inolvidables, como la del “no-cumpleaños” con el sombrero loco o su encuentro con la Reina de Corazones, la partida de bridge y el juicio final.

OTRAS PELÍCULAS

Existen otras versiones de Alicia, de las que dejo aquí, para quien tenga interés y curiosidad, un par de ejemplos (para ver una exhaustiva bibliografía os podéis dirigir a IMDB)). El primero es una producción televisiva de la BBC creada en 1966. El fragmento recoge la partida de bridge con la reina, y como en todas las Alicias de carne y hueso nos encontramos de nuevo con una niña-mujer, alejada de la Alicia del cuento, probablemente por falta de buenas niñas actrices. Qué duda cabe que una Shirley Temple o la misma Judy Garland hubieran encarnado el papel a las mil maravillas.

La segunda es una producción de 1983, producción en color con Kate Burton en la Alice más talludita de todas las que he visto. La producción rinde un homenaje a las litografías de Tenniel, al imitar decorados y vestuario el trazo de la tinta a modo de litografía.

LA PARTE OSCURA DE LA HISTORIA

Las múltiples lecturas de Alicia han dado lugar a las más variadas interpretaciones hermenéuticas del texto. A la leyenda negra se añade la mala reputación de Dodgson, que sus seguidores más apologéticos han intentado enterrar. Según resume perfectamente Zrubavel en su blog “Pons Asinorum”, las acusaciones de pedofilia se apoyan en su próximo contacto con menores, la enorme colección de fotografías de niñas desnudas que conservaba y el extraño alejamiento de los padres de algunas de ellas, y de las mismas menores cuando éstas alcanzaban la pubertad, aunque nada ha podido probarse. También refiere lo extraño de que únicamente la versión italiana de Wikipedia se haga eco de las posibles inclinaciones pedófilas de Dodgson. Por último manifiesta que

De acuerdo a la legislación española actual, a Lewis Carroll habría que meterlo en la cárcel varios años, tras airearlo un poco por los telediarios

No ha sido plato de buen gusto obtener información sobre este extremo y constatar que Dodgson se ha convertido en un mito para pedófilos y la facilidad con la que éstos campan por la red. No obsatante para más información sobre este particular y sobre la figura de Carroll en general el mejor recurso online que he encontrado es   el Lewis Carroll Society of North America, que dispone de un amplio repertorio de bibliografía y recursos online para quien desee profundizar en alguno de los aspectos de su biografía o de su obra, tanto los positivos como los más oscuros.

La relación de Dodgson con las drogas también ha sido objeto de extensas investigaciones, debido a la facilidad con que Alicia engulle pastillas y bebedizos con extrañas propiedades y las alucinaciones y visiones que experimenta a lo largo del relato. Entramos de nuevo en el terreno de la hipótesis, aunque Wikipedia informa que

la mayoría de los historiadores consideran probable que el autor utilizase de vez en cuando láudano, un analgésico de consumo bastante común en la época, y que le ayudaría con el dolor de su artritis. Hay que señalar que esta sustancia procede del opio, y puede producir efectos psicotrópicos si es utilizado en dosis lo suficientemente grandes. Pese a ello, no existe evidencia alguna que pueda llevar a pensar que Dodgson abusara de los narcóticos, ni de que éstos tuvieran influencia alguna en su trabajo. Por otro lado, algunos han creído ver en las alucinaciones que sufre su personaje, Alicia, una referencia a las sustancias psicodélicas. Por ejemplo, en el caso de la Amanita Muscaria que produce macrostesia y microstesia, vemos una analogía en las variaciones de tamaño que sufre Alicia al ingerir trozos de seta.”

Y no podemos acabar este artículo sin citar la inspiración que ha supuesto Alicia para la representación pornográfica. Existe un extraño corto de 1983 que mezcla Alicia con representaciones freudianas, imágenes de Escher y estética psicodélica, de los 70, llamado “Malice in Wonderland”, extraña  apología vaginal (estamos en los estertores delmovimiento de liberación femenino de los años 70) que vale la pena visualizar,

aunque la más extraña versión es un musical en toda regla tituladoAlicia en el país de las pornomaravillasAlice in wonderland, an X-rated musical”, cinta de 1976 que fue traducida en España como “Alicia en el país de las pornomaravillas” El poster de la película fue encargado al ilustrador de la revista MAD Jack Davis, y su banda sonora es un musical de Broadway (al menos en este aspecto fiel a las representaciones anteriores). Un producto realmente extraño. Existen dos versiones de la película, una versión “suave” que es la que se estrenó en la época, y una segunda versión mucho más dura que no fue estrenada hasta finales de los años 80. La película se enmarca en una concepción de la pornografía más cercana al cine experimental o contracultural. A pesar de ello no deja de ser un bodrio infumable solo mencionable por su rareza. Dejo un fragmento apto para todos los públicos.

Y acabo con os dos trailers oficiales de Tim Burton, quien se ha propuesto fusionar la iconografía clásica de Alicia con la de Disney, mezclando personajes reales y, dibujos animados, efectos especiales de última generación (a fin de cuentas es la primera Alicia digital), efectos 3D buenas dosis de imaginación y su propio mundo personal. Desconozco el resultado final de la película y si ésta se sostiene, pero una cosa está clara: la recreación y el estilismo son impecables.Disney seguirá recreando el imaginario de Carroll en las mentes de todos nosotros. Bye bye, Tenniel.

LOS MUNDOS DE ALICIA EN EL PAIS DE LAS MARAVILLAS

Espero con impaciencia la versión de Tim Burton de Alicia en el país de las maravillas, aunque soy consciente de que puede suponer un espectáculo cinematográfico de primera magnitud o una decepcionante gran campaña de marketing. Mi fascinación por Alicia y A través del espejo se remonta a mis años de universitario, así que me daré por satisfecho con cualquier aportación al imaginario de estos brillantes y enigmáticos relatos de Lewis Carroll, relatos de múltiples lecturas sólo comparable con el también victoriano e inquietante Peter Pan.

Pero para poner un poco de orden cronológico en la gestación iconográfica de Alicia hay que mencionar en primer lugar a la Alicia de carne y hueso, Alice Liddell y del verdadero Lewis Carrol, Charles Dodgson , de quien nos dice Wikipedia que fue conocido como sacerdote anglicano, lógico, matemático, fotógrafo y escritor británico, nacido en Daresbury, Chesire, en 1832, falleciendo a los sesenta y seis años de edad.

Dodgson escribió Alicia para Alice Liddell, a petición de ésta, ya que su amistad con el matrimonio Liddell le permitía un trato próximo con  Alice y sus otras dos hermanas, Lorina y Edith. Fruto de esta relación Dodgson retrató en innumerables ocasiones a las niñas y en 1863 redactó el primer borrador de Alicia, del que escribiría una versión más definitiva para regalársela a la niña en 1863. Para entonces las relaciones entre Dodgson y los Liddell se habían enfriado notablemente, lo que sin duda alimenta la parte oscura de la historia y la biografía de Lewis Carroll.

De las fotografías de la época podemos concluir que pocas son las coincidencias estéticas de la Alicia novelada y la real; la primera de abundante cabellera rubia y aspecto inocente, la segunda morena, menuda y de triste mirada.

El primer ilustrador de Alicia fue el propio Lewis Carroll, quien dejó innumerables grabados de la obra, sentando un claro precedente para quien fuera su coetáneo colaborador John Tenniel. Dodgson le exigió una fidelidad a su idea y concepción de los dibujos que dejó a Tenniel extenuado, hasta el punto de que abandonó el proyecto de ilustrar A través del espejo harto de las exigencias de Dodgson. Finalmente retomó y finalizó el encargo, aunque nunca más volvió ilustrar libros. Tenniel es el iconógrafo de Alicia por excelencia, en vínculo tan estrecho como El Quijote a las ilustraciones de Gustavo Doré.

ALICIA AUDIOVISUAL

Aunque las cosas cambiaron de la mano del cine. Sólo habían transcurrido cinco años desde la muerte de Dodgson cuando se estrena la primera Alicia cinematográfica de la que quedan todavía fragmentos que acaban de ser restaurados por el British Film Institute y que podemos disfrutar gracias a Youtube. Percy Stow y Cecil Hepworth dirigieron esta pieza cuya puesta en escena que nos recuerda enormemente no sólo a los posteriores mundos cinematográficos de Alicia, sino a otras producciones muy próximas en estética, como El Mago de Oz (no hay más que ver los senderos del mundo de Alicia, al final de la película, durante su encuentro con la reina de corazones). Aún desprovista de la magia del sonido y de los efectos especiales, la iconografía se halla aún muy próxima a las ilustraciones de Tenniel y por tanto a las del propio Dodgson, resultando muy ficticia la Alicia-mujer, tan diferente de la Alicia niña con la que estamos tan familiarizados.

En 1915 se estrena una nueva Alicia, aún con personajes de carne y hueso; la realidad se queda corta para proyectar toda la fantasía e imaginación del mundo de Carroll, constreñida por unos efectos especiales incipientes y unos disfraces poco realistas.

No han quedado trazas del musical basado en Alicia que se estrenó en Broadway en 1932, pero cuentan en IMDB que su influencia fue decisiva en la producción de Alicia de 1933, dirigida por Norman Z. McLeod producida por  Joseph L. Mankiewicz (director y guionista, entre muchas, de Eva al desnudo). A partir de entonces, la música se convertirá en un elemento fundamental para las producciones posteriores (recordemos que la Alicia de Disney de 1951 recibió un Oscar por su banda sonora). Esta nueva versión está plagada de nuevos personajes imaginarios, como la tortuga burlona, o el caballero torpe, aunque la anécdota más relevante la aportan algunos de sus protagonistas, enmascarados tras disfraces y maquillajes que los hacen irreconocibles. Tras esta rara tortuga se enmascara Cary Grant y tras el caballero torpe, Gary Cooper. Tanto la estética como la gestualidad de Alicia recuerdan mucho a Judy Garland y al mundo de Oz. Pocas novedades, sin embargo, en cuanto a la representación del relato en relación con sus predecesoras mudas

WALT DISNEY REINTERPRETA ALICIA

Y finalmente llegamos al mundo de Walt Disney y su producción de 1951, quien destierra definitivamente del imaginario los grabados de Tenniel, como hiciera también su Pinoccio con las maravillosas ilustraciones de Enrico Mazzanti. http://it.wikipedia.org/wiki/Enrico_Mazzanti

Walt Disney trabajó en proyectos relacionados con Alicia desde 1920, elaborando diversos cortos basados en la historia, y creando también un guión para Mickey llamado A través del cristal donde el famoso ratoncillo encarna parte de las aventuras de Alicia. Disney también proyectaba filmar una Alicia que mezclara personajes reales con dibujos animados, que debía de ser interpretada por la famosa Mary Pickford, lo cual sin duda hubiera sido una continuación de las películas anteriores, mejoradas. Finalmente se estrenó Alicia en el país de las maravillas, una obra que de muy larga producción (cinco años) y un desastre de taquilla hasta  que se convirtió en una película de culto a finales de los años sesenta.

Nunca me ha parecido una película para niños. Y hablo desde el niño que fui, que ni la entendió ni la disfrutó. Jamás de principio a fin. La Alicia de Disney es demasiado enrevesada para niños y demasiado dulzona para mayores Demasiado surrealismo, demasiadas canciones y juegos de palabras y poca estructura narrativa, con múltiples conexiones visuales y conceptuales con la famosa Fantasía de 1940, aunque con escenas inolvidables, como la del no cumpleaños con el sombrero loco o su encuentro con la Reina de Corazones, la partida de bridge y el juicio final.

OTRAS PELÍCULAS SOBRE ALICIA

Existen otras versiones de Alicia, de las que dejo aquí, para quien tenga interés y curiosidad, un par de ejemplos. El primero es una producción televisiva de la BBC creada en 1966. El fragmento recoge la partida de bridge con la reina, y como en todas las Alicias de carne y hueso nos encontramos de nuevo con una Alicia quinceañera, alejada de la Alicia del cuento, probablemente por falta de buenas niñas actrices.

La segunda es una producción de 1983, producción en color con Kate Burton en la Alice más talludita de todas las que he visto. La producción rinde un homenaje a las litografías de Tenniel, al imitar decorados y vestuario el trazo de la tinta a modo de litografía.

LA PARTE OSCURA DE ALICIA

http://www.asinorum.com/el-mito-de-lewis-carroll/923/

En el blog de Zrubavel Pons Asinorum, se

Hay una página dedicada exclusivamente al llamado mito.

Las múltiples lecturas de Alicia han dado lugar a las más variadas interpretaciones hermenéuticas del texto. A la leyenda negra se añade la mala reputación de Dodgson, que sus seguidores han intentado enterrar. Según refiere Zrubavel en su blog “Pons Asinorum”, las acusaciones de pedofilia se apoyan en su próximo contacto con menores, la enorme colección de fotografías de niñas desnudas que conservaba y el extraño alejamiento de los padres de algunas de ellas, y de las mismas menores cuando éstas alcanzaban la pubertad, aunque nada ha podido probarse. También refiere lo extraño de que únicamente la versión italiana de Wikipedia se haga eco de las posibles inclinaciones pedófilas de Dodgson. Por último manifiesta que “De acuerdo a la legislación española actual, a Lewis Carroll habría que meterlo en la cárcel varios años, tras airearlo un poco por los telediarios

No ha sido plato de buen gusto obtener información sobre este extremo y constatar que Dodgson se ha convertido en un mito para pedófilos y la facilidad con la que éstos campan por la red. No obsatante para más información sobre este particular y sobre la figura de Carroll en general el mejor recurso online que he encontrado es           el Lewis Carroll Society of North America, que dispone de un amplio repertorio de bibliografía y recursos online para quien desee profundizar en alguno de los aspectos de su biografía o de su obra. http://lcsna.org/carroll/studies/

La relación de Dodgson con las drogas también ha sido objeto de extensas investigaciones, debido a la facilidad con que Alicia engulle pastillas y bebedizos con extrañas propiedades y las alucinaciones y visiones que experimenta a lo largo del relato. Entramos de nuevo en el terreno de la hipótesis, aunque Wikipedia informa que “la mayoría de los historiadores consideran probable que el autor utilizase de vez en cuando láudano, un analgésico de consumo bastante común en la época, y que le ayudaría con el dolor de su artritis. Hay que señalar que esta sustancia procede del opio, y puede producir efectos psicotrópicos si es utilizado en dosis lo suficientemente grandes. Pese a ello, no existe evidencia alguna que pueda llevar a pensar que Dodgson abusara de los narcóticos, ni de que éstos tuvieran influencia alguna en su trabajo. Por otro lado, algunos han creído ver en las alucinaciones que sufre su personaje, Alicia, una referencia a las sustancias psicodélicas. Por ejemplo, en el caso de la Amanita Muscaria que produce macrostesia y microstesia, vemos una analogía en las variaciones de tamaño que sufre Alicia al ingerir trozos de seta.”

Y no podemos acabar este artículo sin citar la inspiración que ha supuesto Alicia para la representación pornográfica. Existe un extraño corto que mezcla Alicia con representaciones freudianas, imágenes de Escher y estética psicodélica, de los 70, llamado “Malice in Wonderland”, extraño alegato pro vaginal, aunque la más extraña versión es un musical en toda regla titulado “Alice in wonderland, an X-rated musical”, cinta de 1976 que fue traducida en España como “Alicia en el país de las pornomaravillas” El poster de la película fue encargado al ilustrador de la revista MAD Jack Davis, y su banda sonora es un musical de Broadway en toda regla. Un producto realmente extraño. Existen dos versiones de la película, una versión “suave” que es la que se estrenó en la época, y una segunda versión mucho más dura que no fue estrenada hasta finales de los años 80. La película se enmarca en una concepción de la pornografía más cercana al cine experimental, encuadrada dentro de los movimientos de liberación sexual que en un producto de porno comercial, completamente desprovisto de otras finalidades que el del consumo de coitos y primeros planos genitales en que se ha convertido este tipo de cine. A pesar de ello no deja de ser un bodrio infumable. Dejo un fragmento apto para todos los públicos, pudiendo consultarse su versión íntegra en http://www.pornhub.com/view_video.php?viewkey=1373934202http://www.pornhub.com/view_video.php?viewkey=1373934202

3 comments

  1. me ha gustado mucho la pagina y los videos de las versiones anteriores, porque yo solo habia visto la de disney y tim burton. pero me han sorprendido las acusaciones de pedofilia de dogson, no tenía ni idea.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s