LA PIARA DE PATA NEGRA

Imagen desde http://blogs.lne.es/luismariaalonso/

El cerdo es cerdo, aunque sea de pata negra y se alimente con bellota. Es el mismo animal, aunque con una calidad superior en su sabor, en el veteado de la grasa, y también, como no, en el precio que alcanza en el mercado. Pero puerco es como sus congéneres criados en granjas-patera y alimentados a  base de pienso oscuro cuya composición es mejor desconocer.

Lo mismo pasa con los pedófilos: da igual lo que coman, su procedencia o sus cualidades intelectuales. A fin de cuentas son pedófilos, deseosos de carne tierna; degenerados y viscosos, aunque sean brillantes en sus intervenciones, chispeantes en su sentido del humor y disfruten de gran consideración social.

Viene la reflexión al hilo de las declaraciones de Salvador Sostres en Telemadrid ayer mismo, a propósito de las adolescentes, sobre las niñas “que no huelen a ácido úrico, de primer rasurado, dulces como lionesas de nata y con carnes que rebotan“. Muy bueno, Salvador. Qué bien escogida la metáfora, qué paradoja tan graciosa, es que me troncho de risa ante un pedófilo tan gracioso, tan brillante, tan provocador que es capaz de reproducir estas chistosas reflexiones delante de un colegio (total, son marroquíes, y “ahí ya van sueltas”).

No me preocupa que exista esta piara de pata negra inundando los medios. Siempre fueron multitud: abarrotan los aviones a Tailandia; se babean delante de Internet, se pajean fantaseando con menores en Hong Kong, y algunos con suerte acaban entre rejas. Lo que me preocupa es que no guarden sus reflexiones en el interior más mísero de su conciencia y lo compartan, acaso, con un terapeuta o un sacerdote. Me preocupa, al fin de cuentas, su cinismo, su impudicia al vomitarlo delante de quien se preste a escucharles y les ponga un micro a su disposición. Si al menos se avergonzaran de sus deseos y de sus inclinaciones, nos veríamos librados de tanta mierda envasada en estuches de “Cartier”

En otro orden de cosas, también me preocupa que alguien tan contundente y valiente como Isabel Sansebastián, tenga más consideración con su contertulio que la que hubiera tenido con un arrepentido de ETA. Isabel, valiente siempre, estuviste muy floja reprendiendo a  un cerdito como si fuera un escolar díscolo. Aunque el cerdito estuviera criado con bellota.

3 comments

  1. Me parece ridículo calificar a Isabel Sansebastián de ‘valiente’. Esta señora será implacable con todo lo que huela a pensamiento de izquierda o a nacionalismo, pero en todo lo tocante al PP se traga los sapos de dos en dos. Por desgracia el periodismo independiente brilla por su ausencia y aquí nadie muerde la mano que le da de comer ni aunque se acerque sucia y babosa a sus propios hijos. Y luego van colgando sambenitos con total cinismo y desfachatez, como el de ‘estómagos agradecidos’ a los sindicatos. Siempre fue más fácil asentir o negar que pensar.

    Me gusta

    1. Admiro a Isabel por su valentía para decir lo que piensa, especialmente en temas de terrorismo y en momentos muy duros de este país; pero estoy de acuerdo que la valentía no la hace necesariamente objetiva e imparcial. Ni siquiera que admire su valentía implica que comparta sus ideas, al menos no todas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s