SI ES BUENO PARA MI BEBÉ, ES BUENO PARA MÍ

Si es bueno para mi bebé, es bueno para mí” rezaba un eslogan publicitario de un champú para niños, que no irritaba los ojos y por lo tanto podía emplearse para el baño del infante y para el de la amorosa madre. Una expresión popular del imperativo categórico de KantActúa de modo que tus actos puedan convertirse en norma de moralidad“, pero en lugar de conductas morales, orientado a las conductas de consumo de masas.

El imperativo categórico es también un principio de coherencia, que podemos traducir, en positivo, como “pide lo mismo en todas partes“. Y aún no he explicado de qué quiero hablar en este artículo.  Vuelvo a hablar de la “Plataforma per la Llengua” y sus campañas en favor del catalán. Parece que esta plataforma usa un champú en España y otro en Francia. Uno escuece en contacto con los ojos. Otro no.

Me explico: La última iniciativa que ha lanzado esta plataforma se centra en lo que los nacionalistas llaman Cataluña norte, que es la zona del sur de Francia donde en aún perviven zonas en las que se habla catalán. Un poco como el Euskal Herría vasco, esa zona de influencia que incluyen dentro de sus utópicos y grandilocuentes países, pero que son válidos como geografías lingüísticas basadas en un pasado común.

Los franceses no se andan con muchos remilgos en lo que concierne a las lenguas minoritarias. El centralismo galo es proverbial, y ha potenciado el uso del francés en detrimento del resto de lenguas y dialectos que van desapareciendo progresivamente de aquellas zonas donde se habían hablado tradicionalmente. Francia, en este sentido, es lo opuesto del régimen autonómico español, algo que nunca ha sido puesto en valor por los nacionalistas catalanes. Y el catalán en Francia está sufriendo esa negligencia consciente. Cosas del chauvinismo.

La Plataforma por la lengua (a la que ya he dedicado otro artículo anteriormente- Spoiler: no laudatorio) ha lanzado una genial iniciativa, en la que abogan y promueven el bilingüismo en estas zonas, para que el catalán no se pierda. Basan su campaña en una encuesta (no he podido encontrar el muestreo, pero démosla por válida) en la que, afirman, el 76% de los habitantes de esa zona estarían de acuerdo en que la educación en los colegios fuese bilingüe. Y piden la introducción del catalán en las escuelas, dentro de un modelo de enseñanza compartido francés-catalán.

No puedo estar más de acuerdo con esta iniciativa. Creo sinceramente en la riqueza de las lenguas. La variedad del ecosistema cultural. Me parece admirable que esta iniciativa crezca y se difunda. Que prime el derecho de los padres a la educación de sus hijos dentro de un modelo bilingüe, respetuoso con la tradición cultural y las diversas sensibilidades lingüísticas.

Imagen1

Pero tengo dos reparos:

1.- ¿Por qué no se puede aplicar esta misma política en Cataluña? La Plataforma no respeta este principio en la Cataluña sur, vaya usted a saber por qué.

2.- ¿Por qué no existen sondeos en Cataluña para averiguar qué modelo educativo quieren los padres para sus hijos? Estoy convencido de que querrían algo parecido a lo que quieren en Cataluña del norte. Sin embargo nadie se ha tomado la molestia de preguntar a los ciudadanos sobre sus preferencias en materia educativa en los últimos cuarenta años.

Parece que lo que es bueno para el bebé del norte, no es bueno para el bebé del sur. El bilingüismo en el norte, la inmersión monolingüe en el sur.  He intentado que la Plataforma me proporcionase información que aclare esta contradicción. Como siempre, sin éxito. Tampoco he obtenido los datos de la muestra. Por eso soy tan crítico con estas iniciativas. Porque, después de cincuenta años de rodillo nacionalista, los bebés y las mamás no pueden lavarse el pelo en igualdad de condiciones en el norte y en el sur.

Espero ver pronto un estudio serio sobre las inquietudes acerca de lengua y educación en Cataluña. Me gustaría que se implantara el modelo de libertad de elección que propone la Plataforma, aunque no sólo para la Cataluña del Norte. Por aquí seguiremos lavándonos el pelo con el champú que pica. El sur, ya se sabe, siempre es la zona más atrasada de toda unidad territorial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s